Cómo usar INYBI en las patologías del ciclista

Cómo usar INYBI en las patologías del ciclista

Con la llegada del verano y el buen tiempo, son muchas las personas que optan por coger la bici para disfrutar del tiempo libre, como medio de transporte o como manera de practicar deporte en esta época del año. La falta de costumbre a la hora de realizar un deporte como la bicicleta puede provocar que surjan lesiones y problemas secundarios de la práctica del mismo.

Además, durante el verano, también los que acostumbran a andar en bici la utilizan mucho más y también es normal que haya más competiciones deportivas en las que se use la bicicleta. Si la posición en la bicicleta y/o el ajuste no es el correcto, un ciclista al practicar ciclismo puede lesionarse cualquier parte del cuerpo. 

Entre las lesiones más típicas de los ciclistas podemos encontrar:

  • Las lesiones en la rodilla también son muy habituales en los ciclistas, por un lado, sufren por la sobrecarga ya son las encargadas de impulsar en el pedaleo y, por otro, por un movimiento repetitivo.
  • Cervicalgias y lumbalgias, por posiciones mantenidas grandes periodos de tiempo, sobre todo, en ciclismo en ruta, ya que la posición que se adopta en la bicicleta provoca una hiperextensión cervical, con la consecuente compresión articular. Una posición sobre la bicicleta demasiado horizontal podría producir una disfunción cervical, mientras que una posición demasiado vertical, podría producir una disfunción lumbar.
  • Si el sillín está demasiado alto puede producir dolor en la cara externa de la rodilla. Si éste, está demasiado bajo, puede producir dolor en el menisco externo de la rodilla.
  • Una distancia incorrecta del manillar puede producir una lesión a nivel del codo y hombro.

La práctica continuada y regular del ciclismo, ya sea de manera competitiva o no, unida a un elevado número de horas que pasa el cuerpo subido encima de la bici, obliga a la espalda a realizar grandes esfuerzos de sostenimiento para mantener el cuerpo, lo que acaba aumentando el estrés en determinadas zonas de ésta. Aunque no suelen ser lesiones de extrema gravedad, sí hay que tenerlas en cuenta ya que pueden comprometer la práctica normal de este deporte y  perjudicar el rendimiento deportivo. Por ello, es fundamental que el ciclista tenga su bicicleta ajustada a su biomecánica de tal manera que el pedaleo no le ocasione ninguna lesión o molestia.

Inybi y el ciclismo

Cervicalgia o Dolor de cuello

Las disfunciones más frecuentes que se dan en el ciclismo relacionadas con la espalda son las cervicalgias y las lumbalgias. En esta ocasión, nos vamos a centrar en la cervicalgia o dolor de cuello que suelen sufrir los ciclistas. La posición habitual del ciclista, mirada al frente de manera fija, genera una contracción prolongada de los músculos de la nuca y los hombros, provocando una hiperextensión del cuello, que es la principal causa de la cervicalgia o dolor de cuello.

El dolor de cuello viene provocado por malas posiciones de estrés mecánico prolongadas que pueden desarrollar contracturas musculares, distensiones musculares o puntos gatillo miofasciales.

Ciclista subiendo en montaña

Cuando el ciclista se coloca sobre la bicicleta se modifica de manera significativa la posición de las vértebras de la columna, articulaciones y ligamentos en relación  con nuestra posición habitual de pie. Mientras que la columna dorsal no varía mucho su posición,  la columna cervical se mantiene en extensión forzada al inclinarse sobre el manillar ya que se debe extender hacia atrás el cuello para mantener la vista al frente. Esta hiperextensión de los músculos de la parte posterior de la columna cervical hace que estos tengan que trabajar más. Por ejemplo, en la postura que adopta un ciclista en una contrarreloj se produce una mayor flexión de la articulación de la cadera al colocar la columna más horizontal, así como una mayor extensión del cuello.

El dolor cervical se puede producir debido a una posición demasiado encogida o demasiado estirada.

Las molestias cervicales también pueden deberse a la posición sobre la bicicleta, como puede ser un sillín muy atrás  y rodillas adelantadas, o manillares muy bajos.

Cómo usar INYBI

La literatura científica y la práctica clínica demuestran que los ciclistas empujan la lengua contra la mandíbula inferior para conseguir una mayor fuerza de pedalada. Esto puede provocar la aparición de prognasia, posición anteriorizada de la cabeza y mantenimiento de la contracción de la musculatura extensora, así como la hiperextensión de la musculatura cervical.  INYBI, en combinación con otras técnicas, puede favorecer en el tratamiento de este tipo de patologías.

Para el tratamiento de estas patologías podemos hacer un tratamiento clásico fisioterapéutico o podemos hacer un tratamiento utilizando INYBI colocando los fingers de este entre el occipital y el axis, tal como nos muestra en el vídeo nuestra compañera Teresa García Jiménez de la Clínica de Fisioterapia Integra y profesora de la EOM Zaragoza.

Trabajaremos sobre la hiperextensión occipital y, a su vez, trataremos la base de la lengua para evitar la hipertonía muscular que genera la prognasia mandibular. Para ello, con un guante realizaremos una toma intrabucal en el suelo de la boca donde se ubica el músculo milohioideo, base de la lengua. Con la mano externa buscaremos el ángulo de Goniac para con la otra mano buscar el suelo bucal. Después, trabajaremos la línea media central que une la parte derecha del milohioideo con la parte izquierda.

Para finalizar podemos aumentar la vibración del INYBI para terminar de relajar la musculatura suboccipital. FEEL RELIEF and GET an INYBI!

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *