El teletrabajo dispara las dolencias de espalda y las consultas de fisioterapia

El teletrabajo está teniendo consecuencias negativas en la salud de miles de trabajadores. Las dolencias cervicales, lumbares, de hombro, brazos y muñecas se han disparado debido a que en la mayoría de los casos las condiciones de trabajo en el hogar no son las mismas que en la oficina y distan de ser las adecuadas. Portátiles en lugar de pantallas grandes, sillas inapropiadas, mesas de escritorio sin la altura conveniente, y demás carencias están causando estragos en los sistemas musculoesqueléticos.

Así lo confirma el Colegio Oficial de Fisioterapeutas del País Vasco, que constata que se ha producido un aumento de las consultas por estas dolencias en los últimos meses. Uno de sus miembros, el donostiarra Igor Sancho, alerta de un empeoramiento general de las zonas lumbares y cervicales de la ciudadanía por «el sedentarismo y el mantenimiento de posturas estáticas durante mucho tiempo». Una tendencia que se aceleró durante el confinamiento, cuando la gente pasaba muchas horas sentada, ya sea trabajando, leyendo o viendo la televisión, y que se mantiene con la prolongación del teletrabajo.

Estar ocho o más horas diarias sentado frente a un ordenador, y pasar directamente de ahí al sofá o a la cama sin el movimiento, por moderado que sea, que supone ir de la oficina a casa, no es inocuo. Sancho corrobora que «han aumentado los problemas de rigidez articular por contracturas, lumbalgias y dolencias en glúteos y trapecios».

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *