¿Sabías que la cefalea tensional es el dolor de cabeza más común?

¿Sabías que la cefalea tensional es el dolor de cabeza más común?

Las cefaleas son uno de los trastornos más comunes del sistema nervioso y uno de los problemas médicos más comunes. Se calcula que casi la mitad de los adultos han sufrido, por lo menos, una cefalea en el último año. Es un síntoma muy frecuente y puede tener causas extremadamente variables. El término cefalea hace referencia a todos aquellos dolores, independientemente de sus características, localizados en la zona comprendida entre las órbitas oculares y la región suboccipital. Cualquier otro dolor localizado por debajo de la línea trazada entre ambas regiones anatómicas deberá ser considerado como algia facial.

Las cefaleas (caracterizadas por dolores de cabeza recurrentes) son trastornos primarios dolorosos e incapacitantes como la jaqueca o migraña, la cefalea tensional y la cefalea en brotes. También puede ser causada por muchos otros trastornos, de los cuales el consumo excesivo de analgésicos es el más común.

Hay 160 tipos de cefaleas, según la IHS (Internacional Headache Society)  lo que nos da una idea de la complejidad de este trastorno, pero algunas de las más habituales como la cefalea tensional, cérvicogénica o por una alteración en la articulación temporomandibular, en las que hay una alteración neuromusculoesquelética, por ejemplo en la columna cervical o articulación temporomandibular , tensión muscular en el cuello, dorso o cara provocando la cefalea, pueden ser tratadas a través  de la fisioterapia.

cefaleas

El 95% de las personas padecerá dolor de cabeza o cefalea en algún momento de su vida, según la OMS. Sólo en España, el número de personas que padecen cefalea crónica diaria es de 1.600.000 según la AEPAC (Asociación Española de Pacientes con Cefalea).

La cefalea no solo es dolorosa sino también incapacitante. En el Estudio de la Carga Mundial de Morbilidad, actualizado en 2013, la migraña por sí sola representó la sexta causa mundial de los años perdidos por discapacidad. Colectivamente, las cefaleas fueron la tercera causa.

Entre un 85% y un 90% de la población ha sufrido algún episodio de cefalea en el último año, siendo el principal motivo de consulta ambulatoria, según ha mostrado la tercera edición de la ‘Guía Oficial de la Práctica Clínica de Cefaleas’, elaborada por el Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (SEN).  De acuerdo a los datos obtenidos, las cifras de prevalencia de la cefalea en los países occidentales oscilarían entre el 73-89 % en la población masculina y entre el 92-99 % en las mujeres.

En todo caso, no todos los dolores de cabeza afectan a la población por igual. Así, dentro de las cefaleas primarias, es decir, cuando el dolor de cabeza es el único o principal síntoma de la enfermedad, la cefalea en tensión sería el tipo de dolor más prevalente, alcanzado a un 66 % de la población, seguido de la migraña (15% y 2-3% de forma crónica) y de la cefalea por estímulos fríos (15%).

Según este estudio, aunque en los últimos 20 años las cifras de prevalencia de migraña apenas han variado, sí ha habido un aumento notable en la cefalea tipo tensión frecuente y en la cefalea tipo tensión crónica.

Además, este tipo de cefaleas no solo suponen una carga en la calidad de vida, sino también un coste para la sociedad y el individuo, ya que se calcula que en España, analizando sólo lo que supone económicamente la pérdida de jornadas laborales, serían unos 2.000 millones de euros anuales.

Cefalea tensional

Es el tipo más común de dolor de cabeza. Es el dolor o molestia en la cabeza, el cuero cabelludo o el cuello que a menudo está asociado con tensión de los músculos en estas zonas. Alrededor del 90% de las personas lo han sufrido en algún momento de su vida y, aproximadamente, un 3% de la población padece cefalea tensional crónica.

Si la cefalea tensional se manifiesta menos de 15 días al mes o menos de 180 días al año, los médicos hablan de cefalea tensional episódica. Si la cefalea es más frecuente, se trata de cefalea tensional crónica. La cefalea tensional crónica, es decir, permanente o recurrente, afecta en mayor medida a las mujeres que a los hombres.

Causas

Las causas de la cefalea tensional pueden ser tensiones musculares en cuello, hombros, cara y ojos. Las contracciones musculares pueden ser una respuesta al estrés, la depresión, situaciones conflictivas, falta de sueño, un traumatismo craneal o la ansiedad.

Dolor de cabeza

Cualquier actividad que obligue a la cabeza a mantener una sola posición durante mucho tiempo sin moverse, generando una tensión cervical mantenida durante horas, puede ocasionar dolor de cabeza. Tales actividades incluyen largas horas en el ordenador, trabajos minuciosos con las manos, el uso de un microscopio, trayectos largos, mirar el teléfono… Dormir en una habitación fría o con el cuello en una posición anormal también puede desencadenar este tipo de dolor de cabeza.

Los episodios de dolor de cabeza de tensión también pueden ser inducidos por una mala nutrición, el agotamiento, el tabaquismo, el alcohol y otros factores, como pueden ser el bruxismo, tensión ocular o fatiga o esfuerzo excesivo. 

Síntomas

La cefalea tensional se define como un dolor sordo, opresivo y tenso que se inicia en la zona de la frente y nuca extendiéndose a otras zonas de la cabeza. Las personas generalmente comparan la sensación de dolores de cabeza tensionales, a la sensación de una persona que pone la presión en torno a su cabeza o incluso el cuello. El dolor es constante y cambia su intensidad durante el día.

En este tipo de dolores de cabeza, el dolor suele ser de carácter bilateral aunque también puede ser unilateral, afectando a la región anterior frontal, lateral temporal,  posterior occipital, puede manifestarse con un dolor no pulsátil en forma de cinta o con una  sensación de tensión en ciertas regiones como la nuca o región suboccipital.

Tratamiento

La fisioterapia y la osteopatía obtienen muy buenos resultados en el caso de las cefaleas de origen tensional. Muchas pueden cronificarse por desórdenes musculares, motivo que podría prevenirse con una temprana intervención fisioterapéutica. Las técnicas más utilizadas en fisioterapia y osteopatía son: técnicas viscerales que trabajan directamente sobre el sistema digestivo, la masoterapia, manipulaciones cervicales, técnicas miofasciales, técnicas craneales, tratamiento de puntos gatillo, trabajo sobre la articulación temporo-mandibular, ejercicio terapéutico, técnicas de relajación, estiramientos y equipos de electroterapia.

Es fundamental abordar el caso desde un punto de vista global porque el paciente puede no ser consciente de que puede haber un problema en su vida que le esté ocasionando o agudizando ese dolor.

Desde el punto de vista fisioterapéutico, es muy importante aliviar la musculatura de la nuca y la columna cervical, además de realizar una valoración y tratamiento de la movilidad cervical. La terapia manual dirigida a la musculatura temporal y a la musculatura de la masticación suele tener buen resultado.

La técnica manual de inhibición de suboccipitales en la que se inspira INYBI es una excelente técnica, muy utilizada en Fisioterapia y Osteopatía en el tratamiento de patologías tan habituales como la cefalea tensional. Con el uso de INYBI, el terapeuta gana comodidad en la ejecución de la técnica y obtiene mejores resultados, a la vez que el paciente puede prolongar los beneficios de la técnica en casa.

Cefaleas

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *