Bruxismo y dolor de cervicales, una relación que no te esperabas, verdad?

Bruxismo y dolor de cervicales, una relación que no te esperabas, verdad?

Si sufres dolor de cuello de forma habitual y sueles despertarte con la cabeza cargada y el cuello dolorido y rígido, es posible que el origen de tus problemas se encuentre en un hábito inconsciente. Bruxismo (rechinar de dientes) y dolor cervical están directamente relacionados y afectan a más personas de las que podrías pensar.

¿Cuál es la relación entre bruxismo y dolor cervical?

Todos tenemos presente el daño que esta práctica puede tener para nuestros dientes. Sin embargo, algo que tal vez no te esperabas es que bruxismo y dolor cervical están íntimamente relacionados. Te explicamos por qué.

zona de dolor

Muchas personas que sufren contracturas y dolores de cuello de forma habitual recurren al fisioterapeuta para aliviar sus molestias. La sorpresa les llega cuando este les confirma que el origen de su dolencia no se encuentra en el sistema musculoesquelético, sino en la boca.

Morder por la noche produce una tensión exagerada en el hueso temporomandibular, que se extiende hasta la cabeza y el cuello produciendo dolores.

Las cervicalgias y cefaleas causadas por el bruxismo deben ser tratadas atajando el problema de base.

Consecuencias del bruxismo

El bruxismo puede parecer un hábito inocente, pero no lo es. Detrás de el continuo rechinar de los dientes se encuentran diversas dolencias:

· Desgaste dental.

· Dolor en la mandíbula.

· Dolor de cabeza.

· Molestias cervicales.

· Limitación de la apertura de la boca.

· Chasquidos en la mandíbula.

· Sensibilidad dental.

· Problemas de encías.

· Dolor de oído.

Tratamiento bruxismo con INYBI

Hemos comprobado en clínica que este protocolo que proponemos para tu valoración resulta útil en el tratamiento de bruxismos y en las lesiones de la ATM en las que conseguimos habitualmente una reducción de la sintomatología muysustancial con reducción importante del dolor y recuperación de la movilidad y apertura de la boca en muy pocas sesiones. El ruido articular en las luxaciones anteriores de menisco es el signo más difícil de solventar debido a que, si los anclajes del menisco están rotos, es muy posible que el problema se mantenga aunque el dolor y la limitación funcional hayan mejorado e incluso desaparecido.

Cuando el paciente sufre de una maloclusión que requiere de la intervención de un/a odontólogo podemos colaborar muy satisfactoriamente acortando mucho los tiempos de “desprogramación” que suelen requerir mediante las férulas para recuperar la libertad de movimiento de los cóndilos mandibulares. Os animamos a establecer colaboraciones con profesionales de este campo al que podemos aportar mucho.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.